fagm 1.99

Recursos de un profesor de física y química de la enseñanza pública

300x200

¿Bertholet o Proust?

Los primeros químicos mantuvieron violentas discusiones acerca de las cantidades relativas de las sustancias que reaccionan para formar los compuestos. De una parte estaba un prestigioso químico francés Bertholet (1748-1822), que sostenía que un par de sustancias se podían combinar en cualquier proporción para formar un compuesto. Citaba la combinación del plomo con el oxígeno como evidencia de que el cambio de composición era continuo:

'El plomo forma un óxido que en principio es gris, después pasa por varias tonalidades de marrón y termina siendo rojo'.

Se sabía ya en aquella época que los gases reaccionan en proporción de volumen constante -recuerda la relación 2:1 del hidrógeno al oxígeno que has observado en la formación del agua-, pero Berthollet pensó que este comportamiento era sólo característico de los gases.

Por otra parte estaba el químico francés Proust (1724- 1826), quién trabajó en España como profesor de Química de la academia de artillería de Segovia, nombrado por el rey Carlos IV. Proust mantenía que todas las sustancias se combinaban en proporción constante para formar nuevas sustancias. En 1799 enunció la llamada ley de las proporciones constantes con un lenguaje casi poético:

'Debemos reconocer la existencia de una mano invisible que mantiene el equilibrio en la formación de los compuestos. Un compuesto es una sustancia a la que la Naturaleza asigna relaciones fijas; en pocas palabras, es una entidad que la Naturaleza crea con la balanza en la mano ... No se ha observado todavía ninguna diferencia entre los óxidos de hierro del norte y del sur. El cinabrio del Japón está constituído por las mismas proporciones que el de España. La plata no está oxidada de forma diferente en el óxido del Perú que en el de Siberia ...'.

En lenguaje más actual, esta ley establece que:

Cuando dos sustancias se combinan para formar un compuesto, lo hacen según una proporción constante. La relación entre las masas que reaccionan permanece fija, independientemente de la proporción en que se encuentren mezcladas. Si un elemento está en exceso, parte del mismo no reaccionará y permanecerá inalterado.