fagm 1.99

Recursos de un profesor de física y química de la enseñanza pública

300x200

El Universo de Aristóteles

Siguiendo una creencia entonces corriente, Aristóteles postuló que la materia, dentro de nuestro alcance físico, es una mezcla de cuatro elementos: Tierra, Agua, Aire y Fuego. Realmente, nadie podía ver los elementos puros; un pedazo de tierra o una piedra contenía, principalmente, Tierra, mezclada con pequeñas cantidades de los restantes elementos. Una vasija llena del agua más pura que se podía obtener, además del elemento puro Agua, contenía siempre alguna sustancia terrestre. Ciertamente, al hervir el agua queda siempre algún residuo sólido.

Un segundo postulado prescribía que cada uno de estos cuatro elementos tenía una tendencia acusada de alcanzar su estado natural de reposo: la Tierra al fondo (o centro del Universo), a continuación el Agua y el Aire, y, finalmente, el Fuego en su parte superior.

Un tercer postulado afirmaba que el movimiento real de cualquier objeto viene determinado por la tendencia del elemento presente en mayor abundancia. Cuando el agua hervía, por ejemplo, el elemento Agua se juntaba con el elemento Fuego, cuyo lugar natural más alto era la causa de que la mezcla subiera como vapor. Una piedra en cambio, está compuesta principalmente por el elemento Tierra; por tanto, una piedra caerá cuando se suelte y pasará a través del Fuego, el Aire y el Agua hasta que repose en el suelo, su lugar natural.

Aristóteles también postuló que estos cuatro elementos sólo se encontraban en el dominio terrestre o sublunar. Más allá existe una clase de elemento completamente distinto: el éter, con el cual estaban constituidos los cielos. Mientras los cuatro elementos terrestres estaban siempre sometidos a procesos de cambio, el éter es, por definición, puro e inmutable.

(Tomado de: HOLTON, G. Introducción a los conceptos y teorías de las ciencias físicas)

Explica mediante la teoría del movimiento de Aristóteles los siguientes ejemplos:

(a) Al calentar un líquido se produce vapor que se escapa a través del aire.

(b) Las gotas de lluvia caen a través del aire.

La forma de ver el mundo antes descrita, ampliamente sostenida en tiempo de Galileo, se había originado casi 2000 años antes, en el siglo IV a. C. Está establecida claramente en los escritos del filósofo griego Aristóteles. Sus ideas acerca de la materia y del movimiento fueron parte de un esquema universal globalizador o cosmología, que parecía ajustarse bien con muchas observaciones cotidianas.

No se conoce gran cosa del aspecto físico de Aristóteles ni de su vida. Se piensa que nació en el año 384 a. C. en la provincia griega de Macedonia. Su padre fue médico del rey de Macedonia, de modo que pasó su infancia en un ambiente cortesano. Estudió en Atenas con Platón y más tarde volvió a Macedonia para ser preceptor de Alejandro Magno. En el año 335 a. C. Aristóteles regresó a Atenas y fundó el Liceo, que fue una escuela y un centro de investigación.

Después de la decadencia de la antigua civilización griega, los escritos de Aristóteles permanecieron casi desconocidos en la Europa Occidental durante 1500 años. Fueron redescubiertos en el siglo XIII y pronto comenzaron a formar parte del pensamiento de los filósofos y teólogos cristianos. Aristóteles llegó a tener tal influencia en la Alta Edad Media que se le llamaba simplemente 'El Filósofo'.